sábado, 12 de julio de 2014

El Papa Francisco promueve el mundial de Futbol callejero en Brasil

Mensaje del Papa Francisco a los jóvenes que disputaron la final del Mundial de Fútbol Callejero en Brasil
Con el objetivo de hacer del mundial un lugar de encuentro entre las naciones, el Mundial Educativo lanzado por Scholas viajó a San Pablo para participar de la final del Mundial de Futbol Callejero Brasil 2014, donde se plantó el olivo de la Paz del Papa Francisco.
En esta final de Brasil, los directores mundiales de Scholas, José María del Corral y Enrique Palmeyro, leyeron el mensaje que el Papa Francisco envió para la final del mundial de futbol callejero ante cientos de jóvenes que representaron a más de 24 países del mundo. Los jóvenes que participaron de este certamen plantaron el Olivo de la paz, tal como lo hiciera el Papa Francisco, en la Plaza de la República, una de las zonas más emblemáticas de San Pablo. El olivo plantado será luego trasladado a una favela de Brasil como símbolo de la  paz.
El director de Scholas, José María del Corral, manifestó que el olivo recorre el mundo entero, por pedido del Papa Francisco y para trabajar por la paz. En este Mundial Educativo, la ruta del olivo ya participaron más de 6.000 alumnos de escuelas primarias de la Argentina y numerosos niños y jóvenes en el resto del mundo. El Mundial Educativo finalizará el 1 de septiembre en el estadio Olímpico de Roma con la realización del primer partido interreligiosos por la Paz.
Más información del Mundial Educativo organizado Scholas: www.youtube.com/watch?v=C7_zwv3HrF4

Mensaje del Papa Francisco a los jóvenes que disputaron la final del Mundial de Fútbol Callejero en Brasil
Queridos amigos,

Es una alegría poder acompañarlos en este momento, en un encuentro que promueve la integración, el intercambio y el respeto por nuestros niños y jóvenes.
En el mundo de hoy hay tantos ejemplos en los que prevalece la violencia, el odio, y la guerra. Lograr un mundo fraterno y en paz depende de cada uno de nosotros. Sólo así podremos superar la exclusión de quienes menos tienen, superar la pobreza y el hambre.
Esta final del Mundial de Fútbol Callejero es un ejemplo de construcción de la cultura del encuentro y nos muestra que, cuando queremos y nos proponemos alcanzar algo diferente, podemos. Nuestra fuerza y empeño pueden lograr grandes cosas. Y podemos lograrlo, en otras cosas, haciendo lio de verdad, con la pasión y sana recreación que genera el fútbol.
Los animo, queridos jóvenes, a que sigan jugando en cada barrio, en cada ciudad, con los criterios educativos que supieron aprender, donde los equipos establecen las reglas de juego de manera consensuada y donde, sin árbitro, todos los jugadores dialogan sobre el desarrollo del juego para acordar quien es el ganador.
Como parte de la red de Scholas multipliquen esta experiencia y lleguen a niños y jóvenes en situación de encierro, de pobreza, de abandono y explotación. En fin a todos y a cada uno, para lograr la verdadera inclusión y transformar el mundo en una sociedad armónicamente integrada y en paz.
Queridos amigos, les aseguro mi oración. Que el Señor los bendiga a ustedes, los organizadores, y sus familias y les pido, por favor, que recen por mi. Cordialmente.
Papa Francisco



No hay comentarios:

Publicar un comentario